dilluns, 20 d’octubre de 2008

Le Parapluie (Aurillac, França)

Vista general de Le Parapluie. Foto: Oriol Martí

Aprofitant el viatge al Festival d’Aurillac vam organitzar una visita a Le Parapluie amb l’alcalde de Tàrrega i president del Patronat de FiraTàrrega, en Joan Amèzaga. Vam ser rebuts amb tots els honors per Alain Calmette, alcalde d’Aurillac, Jacques Mézard, president de la CABA (una mena de Consell Comarcal) i per Jean Marie Songy, director del festival i també d’aquest equipament. Le Parapluie és un centre de creació dedicat al teatre de carrer. Va ser el primer que va haver-hi a França en un edifici construït específicament per això. Les ciutats d’Aurillac i Tàrrega, i també els seus festivals, presenten moltes semblances: el seu entorn rural, el fet de que siguin poblacions mitjanes, el caràcter de gran trobada professional dels festivals, la seva història,... dues ciutats que tenen en el teatre de carrer la seva gran projecció nacional i internacional.

Valia la pena conèixer de prop aquest equipament per començar a pensar seriosament en la possibilitat d’obrir un centre d’aquestes característiques a Tàrrega. És evident que aquest ha de ser un projecte de país i que cal que des de la Generalitat hi apostin amb claredat per que pugui anar endavant. També és evident que caldrà veure fins a on arriben les retallades degudes a la crisi i quants projectes es queden a dins dels calaixos. De moment, a Tàrrega, anem fent feina en aquesta direcció: les residències de companyies de carrer a Tàrrega per crear i produir els seus espectacles en les millors condicions. L’any passat vam fer-ho amb Deambulants que van estar 3 setmanes preparant “in situ” el seu espectacle TIR. Hem repetit la operació aquest any en dues ocasions: el maig, amb la companyia francesa Osmosis, fruit del projecte de coproducció europea Meridians; i el juliol, en un projecte que hem batejat com a Laboratori de Creació que ha permès a La Reial crear Kurva, un espectacle que es va estrenar a la Fira d’enguany que parlava de la prostitució de carretera.

Tal com ha anat fent Le Parapluie des del 2004 en què es va inaugurar, volem disposar d’un equipament que permeti als artistes afrontar el procés de creació i de producció en òptimes condicions. I que treballi, com a Aurillac, establint les màximes sinèrgies amb el Festival.
Aprovechando el viaje al Festival de Aurillac organizamos una visita a Le Parapluie con el alcalde de Tárrega y presidente del Patronato de FiraTárrega, Joan Amèzaga. Nos recibieron con todos los honores Alain Calmette, alcalde de Aurillac, Jacques Mézard, presidente de la C.A.B.A. (algo parecido a un Consejo Comarcal) y por Jean Marie Songy, director del festival y también de este equipamiento. Le Parapluie es un centro de creación dedicado al teatro de calle. Fue el primero que existió en Francia ubicado en un edificio construido específicamente para esta actividad. Las ciudades de Aurillac y de Tárrega, y también sus festivales, tienen muchas similitudes: su entorno rural, el hecho de que sean poblaciones medianas, el carácter de gran encuentro profesional de sus festivales, su historia,... Dos ciudades cuya proyección nacional e internacional se apoya en el teatro de calle.

Valía la pena conocer de cerca este equipamiento para empezar a pensar en serio en la posibilidad de abrir un centro de estas características en Tárrega. Es evidente que éste tiene que ser un proyecto de país y que es necesario que la Generalitat apueste con claridad para que el proyecto pueda ser una realidad. Y también que habrá que ver hasta donde van a llegar los recortes debidos a la crisis y cuantos proyectos se van a quedar guardados en un cajón. De momento, en Tárrega vamos trabajando en esta dirección: las residencias de compañías de teatro de calle en la ciudad para crear y producir sus espectáculos en las mejores condiciones. El año pasado empezamos con Deambulants, compañía que estuvo 3 semanas preparando “in situ” su espectáculo TIR. Este año hemos repetido la operación en dos ocasiones: el mes de mayo con la compañía francesa Osmosis, fruto del proyecto de coproducción europea Meridians; y el mes de julio en un proyecto que hemos bautizado como Laboratorio de Creación que ha permitido a la compañía La Reial crear Kurva, un espectáculo que se estrenó en la Fira de este año y que hablaba de la prostitución de carretera.

Tal como ha ido haciendo Le Parapluie desde su inauguración en 2004, queremos disponer de un equipamiento que permita a los artistas afrontar el proceso de creación y de producción en óptimas condiciones. Y que trabaje, como en Aurillac, estableciendo las máximas sinergias con el Festival.